Principales consideraciones para tener en cuenta al aplicar el ajuste por inflación contable

Los estados contables emitidos a partir del 1 de julio de 2018 deben reexpresarse de acuerdo a la RT6.

Dado el  exiguo tiempo para su aplicación y la complejidad que conlleva, la FACPCE –en la Resolución 539/2018– permitió diferir la obligación de realizar el ajuste para los ejercicios finalizados entre el 1 de julio y el 30 de diciembre de 2018. A efectos prácticos, esta dispensa se aplica a los ejercicios finalizados entre julio y noviembre 2018.

Todos los balances al 31 de diciembre de 2018 deben estar reexpresados en moneda de cierre, aplicando lo normado en la RT6.

Por su parte, los estados contables emitidos hasta el 30 de junio de 2018 no deben ajustarse.

Otras dispensas

Para contar con información comparativa expresada en moneda homogénea, es necesario partir de los estados contables al inicio del período comparativo. En el cierre diciembre 2018, sería necesario reexpresar y ajustar a partir de los estados financieros al 31/12/2016, momento de inicio en la comparación entre el ejercicio 2017 y el ejercicio 2018.

A fin de atenuar estar carga de trabajo, la Resolución 539/2018 admite la posibilidad de reexpresar únicamente el Estado de Situación Patrimonial al inicio, sin determinar el patrimonio neto ajustado al inicio. De esta manera solo hay que presentar de manera comparativa el Estado de Situación Patrimonial. Si se hace uso de esta opción no se presentará de manera comparativa la información correspondiente al Estado de Resultados, Estado de Evolución del Patrimonio Neto y Estado de Flujo de Efectivo. El ejercicio de esta opción deberá quedar indicado en nota.

Cabe señalar que esta opción no será aplicable en  el caso de que el ente haya optado por diferir la obligación de realizar el ajuste por ejercicios finalizados entre el 1 de julio y el 30 de diciembre de 2018.

Aplicando la RT6

Como regla general, la unidad de medida a utilizar debe ser moneda constante. A los efectos de los estados contables es la moneda de cierre de ejercicio. Los estados contables comparativos también deben estar reexpresados en moneda de cierre.

Cabe notar aquí que los entes se verán obligados a ajustar sus estados contables de inicio desde el momento de origen de cada partida.

Proceso secuencial

  1. Determinar activos y pasivos al inicio del período.
  2. Definir el patrimonio neto al inicio, por diferencia entre el activo y el pasivo determinados al inicio.
  3. Determinar activos y pasivos al cierre del período.
  4. Definir el patrimonio neto al cierre por diferencia entre el activo y el pasivo determinados al cierre.
  5. Determinar el patrimonio neto al cierre, excluido el resultado. Para ello se considerará el patrimonio neto al inicio reexpresado a moneda de cierre, considerando las variaciones patrimoniales del ejercicio expresadas en moneda de cierre, excluyendo el resultado.
  6. De la diferencia entre el patrimonio neto según el punto 4 y el patrimonio neto según el punto 5 se obtendrá el Resultado final del ejercicio.
  7. Del Resultado final del período se determinará el RECPAM del período (Resultado por exposición a las variaciones en el poder adquisitivo de la moneda) o, en su caso, el Resultado financiero y por tenencia, incluido el RECPAM.

Pasos para la reexpresión de las partidas

  1. Se deben segregar los componentes financieros implícitos en los saldos de las cuentas patrimoniales o de resultados, siempre que sean significativos y puedan estimarse razonablemente.
  2. Las partidas expresadas en moneda de cierre no deben reexpresarse.
  3. Las partidas expresadas en moneda de fecha anterior al cierre deben reexpresarse en moneda de cierre.
Colppy simplifica muchos de los pasos de este cálculo.
Ajuste por inflación
  • eliminar todos los ajustes parciales para evitar la duplicación
  • anticuar las partidas: descomponer cada cuenta de acuerdo al  mes de origen de cada partida.
  • calcular los coeficientes a aplicar a las partidas expresadas en moneda de origen para reexpresarlas en moneda de cierre.  La serie de índices a utilizar es una combinación del  IPIM (Índice de Precios Internos al por Mayor) y del  IPC (Índice de Precios al Consumidor) publicados por el INDEC y están publicados en la página de la FACPCE.
  • aplicar los coeficientes para obtener las cifras reexpresadas.

+

Compartir
Angela

Dejá un comentario