Economía digital: ¿cómo son y qué buscan los profesionales 4.0?

Las nuevas tecnologías ya eligieron al profesional 4.0 como nuevo protagonista en el mercado laboral: por qué es clave conocer sus intereses y qué esperan de sus empleadores. El rol de RRHH para atraer el talento y retenerlo y el desafío para las empresas que deben adaptarse a ellos para crecer. Cinco especialistas aportan su mirada para entender este nuevo escenario.
Profesionales 4.0

Activos, inquietos, flexibles, autodidactas y exigentes: la economía digital no solo abre nuevos mercados y nuevos negocios, también define nuevos perfiles profesionales y obliga a las empresas a adaptarse a un escenario lleno de desafíos. Los profesionales 4.0 irrumpen en el mercado laboral con sueldos elevados que se despegan de las crisis y con demandas inéditas para los hábitos laborales. En ese escenario, las compañías tienen la mirada puesta en la búsqueda de talento y también una nueva estrategia para ser muy competitivas: la clave es conocer quiénes son estos nuevos profesionales y entender qué esperan de un proyecto laboral para poder captar a los mejores y evitar rotaciones costosas. 

 

¿Cómo son y quiénes son los profesionales 4.0?

Según datos de un estudio reciente del laboratorio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) hoy hay más de 160.000 personas que trabajan en plataformas digitales en Argentina. Los números revelan que el mundo digital no solo ya definió al profesional 4.0 como nuevo protagonista en el mercado, también ayudan a conocer cuáles son sus comportamientos, conocimientos y exigencias. Y quienes, frente a ellos, están en la búsqueda de esos perfiles para sumarlos a la transformación tecnológica en sus empresas. 

 

¿Qué empresas movilizan este segmento y cómo buscan sus talentos?

Para Verónica Galarraga, socia gerente de Cabred Galarraga Recursos Humanos y fundadora de Guideme (programas de orientación profesional), “hoy en día todas las industrias en mayor o menor medida movilizan y buscan este tipo de talento, pero se ve con mayor énfasis en las empresas tecnológicas, de servicios, en las startups de emprendedores (que ponen foco no sólo en la experiencia del cliente sino también en la mejor forma de digitalizar procesos y apoyarse en la tecnología existente así como en la que desean crear) y en la industria financiera”. 

Esa búsqueda -explica Verónica- ya definió el perfil del mercado laboral, que hoy es un mercado muy competitivo y cada vez más complejo donde la especialidad y la investigación profunda y cercanía con los potenciales candidatos marca la diferencia. “El foco en los procesos de búsqueda e incorporación del talento ha virado, existiendo incluso nuevas formas de contratación. El énfasis está puesto en poder sumar para proyectos puntuales profesionales que brindan su know-how para luego seguir su carrera de emprendedores o freelancers. Antes esto era impensado”, sostiene. 

En los últimos meses la consultora Cabred Galarraga recibió muchos requerimientos de perfiles con conocimiento y experiencia en procesos de transformación digital. ¿Cómo se puede encontrar perfiles para esos cargos? Para Verónica, el desafío está en conocer quiénes son estos nuevos profesionales y entender qué esperan en una empresa: “Para encontrar este tipo de perfiles no solo nos acercamos desde lo formal de la publicación de avisos en portales y el conocido ya proceso de Hunting, sino que además comenzamos a bucear en sus comunidades para poder llegar a estos profesionales desde sus propios intereses”. 

 

Colppy es un sistema online de gestión administrativa que ayuda a las empresas a simplificar su operatoria.
Ver más

 

Recursos humanos: la mirada puesta en el talento y en cómo preservarlo

La transformación digital no solo paró a las empresas ante un nuevo modelo de gestión, también cambió la estrategia de los equipos de recursos humanos. “El rol de HR hoy es clave en este proceso por diversos motivos: en algunos casos porque acompañan el proceso de reconversión de algunas empresas o negocios o cambios culturales en ellos, y en otros porque son quienes atraen el talento requerido para que la empresa pueda pasar al próximo nivel; en línea con este punto es clave la manera en la que se atrae y retiene a ese talento”, explicó Verónica. 

Por último, la consultora y especialista en orientación profesional sumó que “el foco está puesto comprender y alinear el propósito de las personas con el propósito -visión, misión y valores- de las empresas que los convocan” y que “ya no alcanza con ofrecer flexibilidad, beneficios según el tipo de perfiles y proyección de carrera”: los nuevos profesionales buscan ‘generar impacto’ ya sea desde su rol o desde la empresa de la cual formen parte, y esto toma valor prioritario al momento de la decisión. “Es por esto que los procesos de búsqueda de talento han cambiado para ser cada vez más profundos y específicos, ya no sólo se buscan competencias alineadas a roles sino valores alineados a propósitos”, aseguró. 

 

Colppy, comunidad de profesionales 4.0

En Colppy el equipo de IT está integrado hoy por seis personas. Alejandrina Mourrut es quien está a cargo del proceso completo de selección de personal para el equipo de tecnología y demás áreas de la empresa y junto a Mercedes Libano suman experiencia en procesos de selección de perfiles IT. Juntas coinciden en que “es un puesto que se conoce cada vez más” y que muchos de los que profesionales que entrevistan para estos trabajos comparten intereses y miradas: son jóvenes que tienen un perfil muy autodidacta, muy técnicos, buscan capacitarse, aprender, analizan en detalle a las empresas para las que se postulan y valoran estar bien pagos y el mejor acceso a la tecnología. 

“En estas búsquedas buscamos ver el potencial, cómo encajan en la cultura de la empresa, con su equipo, con su jefe, las ganas que tienen de ser parte”, contó Mercedes. Alejandrina sumó otro dato propio del equipo de Colppy: desde que nació la empresa el equipo de IT siempre tuvo más mujeres desarrolladoras que hombres. “Es algo que no es común, y que se está impulsando en muchas empresas que quieren valorar y dar más protagonismo a la mujer en el área IT, pero en esta empresa siempre fueron mayoría”, explicó. También valoró que si bien es un puesto que en las empresas en general ocupan muchos más hombres que mujeres cada vez hay más mujeres buscando y encontrando su lugar y protagonismo. “En los últimos años surgieron muchos grupos en tecnología que buscan empoderar a la mujer también en el área del desarrollo”, celebró. 

 

Centennials en profesiones 4.0

Además de ocuparse del equipo de IT, Alejandrina y Mercedes también se ocupan de la selección para el resto de los equipos de Colppy. Estos días empezaron a buscar candidatos jóvenes para nuevos puestos de trabajo que no requieren experiencia, y en estas búsquedas empezaron a entrevistar a centennials, chicos de alrededor de 18 años que nacieron con la tecnología y que comparten inquietudes y valores que los distinguen de otras generaciones. Futuros profesionales 4.0, son chicos que obligan a cambiar la mirada. O a adaptarla: “Tuvimos que flexibilizar la mirada para escucharlos, para ver cómo piensan, qué proponen, cómo se ven en un futuro. Qué importancia le dan al trabajo. Llegan con ganas de hacer, de aprender, son autodidactas. Muchos de ellos también nos cuentan que a los 18 ó 19 ya tuvieron emprendimientos, experiencias en ventas o servicios; tienen esa motivación para hacer algo diferente mientras estudian. Es muy valioso contratar gente joven que te empieza a mostrar todo esto”, explicó Mercedes. 

“El centennial ya tiene el chip de emprendedor, busca qué puede hacer, cómo. Son muy curiosos, detallistas. Les interesa que el trabajo sea digital. Sienten que hacer siempre lo mismo los puede aburrir y por eso muestran una inquietud por nuevos conocimientos. Eso les da otra visión y es común que busquen aprender algo nuevo que los termina abriendo a más temas y los enriquece”, sumó Alejandrina. ¿Qué les interesa? Que el proyecto de trabajo sea interesante, que tenga working from home, que le aporte en formación y capacitaciones. También valoran vestir casual en el trabajo y les importa, por ejemplo, que las empresas les ofrezcan frutas o comidas saludables. 

 

Contadores 4.0: el furor de los grupos y el valor de participar y crear comunidad

La tecnología no solo es una herramienta que sumó valor y alivió el trabajo cotidiano en la oficina: además de ser la base de un nuevo concepto de gestión que simplificó la administración integral y contable y la llevó a la nube, también impactó con fuerza en los vínculos entre contadores. En esta era, la transformación digital no solo es operativa sino también humana: hoy los contadores son profesionales 4.0 que pueden gestionar mejor sus tiempos y también encontrar una comunidad que tiene las mismas voces. 

La experiencia de Yanina Roco lo define con certeza: en solo seis meses logró construir y afianzar dos grupos en Facebook que hoy conforman una comunidad con casi 19 mil contadores. En Contadores de Argentina – Graduados y Estudiantes -un grupo que abrió con reglas que imponen el respeto, la solidaridad y la empatía- supera los 12.400 miembros y en el Foro para Graduados y Estudiantes de Ciencias Económicas casi alcanza los 6.400. 

“Sin dudas la tecnología fue generadora de múltiples cambios y no fue menor el impacto en el día a día de la profesión del contador. Hoy la interacción en las redes sociales y la participación en grupos que nuclean a contadores de todo el país permite acortar distancias y conectar a profesionales que pueden resolver inquietudes, compartir experiencias, cursos, capacitaciones y toda información de interés a solo unos pocos clicks de distancia”, explicó, consultada sobre el impacto de los dos grupos que creó como espacio de comunidad. 

“Y no solo eso -continuó-: la tecnología aplicada a las redes sociales también resulta sumamente útil para aquellos contadores que desean contratar servicios freelance de otros colegas y que cuentan 

con medios digitales para delinear las condiciones de contratación, objetivos, planificación de la tarea, tiempos y honorarios, todo en forma remota. Además se convierten en un CV dinámico, abierto y flexible, donde nos damos a conocer como profesionales en tiempo real y de inmediato”. 

Para Yanina, todos estos avances no solo ayudan a comunicarse entre pares, sino también a crecer. “Hoy debemos considerar a la tecnología aplicada a la profesión del contador como una verdadera oportunidad para el crecimiento y también como una herramienta para revolucionar nuestro trabajo, las formas de contratación y de búsqueda y postulación de profesionales. Hoy más que nunca para ser profesionales exitosos debemos comprender la importancia del contacto constante con otros colegas y la participación en grupos de profesionales en las redes sociales. También las nuevas formas que podemos implementar para llegar a potenciales clientes (como enviar tarjetas personales digitales por diferentes canales como Facebook, LinkedIn o WhatsApp). Ser profesionales 4.0 es un desafío que los contadores debiéramos tener siempre presente: hoy es la clave para lograr el éxito”, aclamó. 

 

El desafío que viene, el debate sobre los contratos laborales

No solo en la industria, no solo en los profesionales. La tecnología también está modificando y alterando las relaciones laborales. Y desde esa mirada no todo es optimismo. A partir de la investigación difundida por el BID junto a otras entidades, desde la OIT advirtieron que las nuevas plataformas ya están transformando los contratos laborales. Y este escenario, que ya tiene en alerta a empleadores, empleados y sindicatos, pone un título de urgente a la discusión sobre sus particularidades y la informalidad. Los datos del BID sostienen el apuro: solo un 55% de los encuestados para el relevamiento afirmó que realiza aportes provisionales por su actividad (el 90% a través del monotributo) y el 40% dijo que accede a una obra social por su trabajo. 

“Aunque la economía de plataformas ofrece nuevas oportunidades para generar ingresos -y cumple un rol de contención social frente al desempleo y la subocupación-, genera retos desde el punto de vista regulatorio y desafía el alcance de las normas laborales, fiscales y de protección a los trabajadores que fueron pensados para la economía tradicional”, alerta el estudio. Como conclusión sugiere “debatir la regulación en el marco del diálogo, evitando distorsiones que incentiven a la informalidad o vuelvan inviables los modelos de negocios”, y “simplificar y facilitar la formalización y registro de los trabajadores”. 

La ley de economía del conocimiento, promulgada hace pocas semanas por el Ejecutivo y elaborada con apoyo del sector empresarial, promete ir en esa línea y aportar las herramientas para fomentar la formalización con beneficios en empleo, retenciones, IVA y Ganancias para empresas de tecnología. Estará vigente, según anunció Producción, desde enero de 2020. Será una ampliación de los beneficios de la ley actual de software y buscará abarcar a muchos rubros más y a más profesionales. 

 

En primera persona 

“Profesionales 4.0, ¿quiénes son y cómo atraerlos?”, por Brenda Gendin | CEO de Mibucle 

“En la era 4.0 todos los procesos están interconectados a través del Internet de las Cosas (IoT), la nube, el uso de los datos y el desarrollo de la inteligencia artificial, entre otras tecnologías. La transformación digital, el cambio constante y el manejo de la incertidumbre son moneda corriente en la actualidad. Sin duda, todos estos cambios repercuten y modifican las reglas del mercado laboral. En este contexto, uno de los mayores desafíos es encontrar y enamorar a los talentos. Dejamos de hablar de “selección” para hablar de “elección mutua” y poder atraer a los perfiles 4.0 o nuevos profesionales. 

Esto implica dejar atrás formas obsoletas de contacto que ya no generan interés ni atraen a las nuevas generaciones. Se estima que en los próximos 20 años prácticamente la mitad de las profesiones que hoy son moneda corriente van a dejar de existir. 

Por eso, el desafío de hoy es prepararnos para los trabajos que aún no existen. Mucho de los contenidos que aprendemos a nivel académico quedarán obsoletos al momento de salir y aplicarlos al mundo laboral. 

Así, cada vez más empresas buscan personas adaptables, flexibles y creativas que puedan manejarse en contextos inciertos, sin temor a tomar las riendas de su carrera y aprender junto a los avances y herramientas tecnológicas. Perfiles técnicos procedentes de ramas STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) son y serán cada vez más demandados. 

En el mundo 2.0 todo se realizaba a través del email; los entornos 4.0 demandan, en cambio, personas cada vez más comunicativas y empáticas. La actitud, las multidisciplinariedad y el trabajo en red son características clave en los profesionales 4.0. 

Las empresas que tengan en cuenta estos cambios, trabajen su marca empleadora y se ocupen de captar y motivar a los talentos 4.0 estarán sin duda en mejores condiciones para atraer roles cada vez más especializados.” 

 

Agradecemos a:

  • Verónica Galarraga, socia gerente de Cabred Galarraga recursos humanos.
  • Yanina Roco, contadora, creadora y administradora de grupos de Facebook “Contadores de Argentina – Graduados y Estudiantes” y “Foro para Graduados y Estudiantes de Ciencias Económicas”.
  • Brenda Gendin, CEO de Mibucle.
  • Equipo de Colppy.

 

 

Por Romina Smith. Periodista.

La información de tu empresa en un solo lugar, siempre actualizada.

Conocé cómo funciona

Contenidos relacionados


Dejanos un comentario


0 Comentarios