Claves para administrar tu negocio II: Estado de Resultados

Claves para administrar tu negocio II: Estado de Resultados

En el artículo anterior vimos que, para decidir acerca de tus precios, es necesario considerar tanto el mercado en el que actúas como conocer los costos de tu empresa.

Para analizar este básico aspecto del negocio existe un informe fundamental: el Estado de resultados.
Este informe tiene la dinámica de una película (una serie): te muestra cómo se han desempeñado las variables de tu negocio durante una temporada.

Con este informe podrás tener un panorama de cómo está posicionada tu empresa, si estás ganando o perdiendo, qué aspecto de tu negocio se está llevando mayor cantidad de recursos. Incluso puedes armar tu Estado de Resultados abierto por línea de productos.

La fuente de esta información es la contabilidad de tu emprendimiento. Si registras tus operaciones de modo sistemático –puedes ayudarte con un sistema de gestión online– podrás obtener un reporte confiable que muestre la actividad de la empresa en un período determinado (un mes, un trimestre, un año).

Qué información brinda el Estado de Resultados

Un Estado de Resultados está compuesto con la siguiente información:

Ventas
(-) Costo de Ventas
Resultado Bruto (Margen de Contribución)
(-) Gastos Comerciales
(-) Gastos Administrativos
(-) Gastos Financieros
Resultado operativo (Ganancia/Pérdida)
(+/-) Otros ingresos o egresos
Resultado antes de Impuesto
(-) Impuesto a las Ganancias
Resultado después de Impuesto

Una vez seleccionado, en cada venta, el sistema calcula el costo de los productos vendidos.

Ventas

Se trata del total de ventas netas. En primer lugar, sin considerar el IVA. Pero también hay que restarle los descuentos otorgados (ya que implican un menor precio de venta) y las devoluciones (ya que, finalmente, esas ventas no existieron). También es aconsejable descontar del monto de Ventas aquellos gastos directos que se calculan sobre el precio de venta, como las comisiones de los vendedores y algunos impuestos (Ingresos Brutos, en Argentina; Impuesto de Industria y Comercio, en Colombia)

Costo

En el artículo anterior hemos definido a qué llamamos Costo, un concepto válido al fijar precios o analizar márgenes. Pero cuando se trata de analizar el costo de venta de los productos en un período de tiempo, el cálculo se realiza aplicando la fórmula:

Costo ventas = Existencia Inicial + Compras del período – Existencia Final

La Existencia Final puedes obtenerla del Sistema de Gestión que utilices. Al armar el Estado de Resultados debes considerar que durante el período efectúas distintas compras, en diferentes momentos, incluso a diversos proveedores. Seguramente el costo no se ha mantenido estable en las distintas transacciones. Ya sea porque has conseguido un mejor precio, o porque tu proveedor liquidó stocks o por el momento del año en que efectuaste la compra, el precio de adquisición cambia. Las unidades que están en stock al cierre deberán ser valuadas por algún método. El más usual es el del precio promedio ponderado (conocido por sus siglas, PPP) que, como su nombre lo indica, utiliza el precio promedio de compra para valuar la mercadería.

En Colppy el usuario puede elegir cuál es el método con el que valuará sus existencias: si PPP, si al valor de las últimas compras (PEPS) o al valor de las primeras compras (UEPS)

 

Inventario en Colppy

Una vez seleccionado, en cada venta, el sistema calcula el costo de los productos vendidos.

Resultado Bruto o Margen de Contribución = Venta – Costo de Ventas

Gastos operativos

Los gastos necesarios para la actividad se dividen en tres grandes rubros: Administrativos, Comerciales y Financieros, según el aspecto del negocio al que se refieren. Aquí puedes tener una apertura conceptual tan detallada como necesites. La fuente de esa información son las cuentas contables en las que imputas los diferentes gastos.

SISTEMA CONTABLE.
100% ONLINE. SIMPLE. RÁPIDO.
Gestioná la administración, contabilidad de tu negocio de la manera más sencilla. Unificá la Contabilidad con los movimientos de Stock y facturación de tu negocio.
PROBALO GRATIS AHORA

Resultado operativo o Margen Neto = Resultado Bruto – Gastos administrativos, comerciales y financieros

Otros ingresos y egresos

Habitualmente se incluyen en este rubro aquellos conceptos que corresponden a resultados extraordinarios o que están fuera del giro normal de la empresa. Por ejemplo, un ingreso por intereses ganados por colocaciones de excedentes de dinero o un egreso no habitual, como un gasto de mudanza.

Resultado antes de Impuestos = Resultado Neto u operativo – Otros ingresos y egresos

Resultado antes de Impuestos: este es el resultado de tu empresa, considerando todos los costos incurridos para obtenerlo. Sobre esa base, se calcula el Impuesto a la Renta.

Es importante considerar el efecto del Impuesto a la Renta mes a mes para tener presente el efecto del gravamen en los resultados de la empresa.En general, para el cálculo de este impuesto este resultado se adecúa de acuerdo a las normas impositivas vigentes y tu Contador lo tendrá en cuenta al liquidarlo. Pero, para este análisis, puedes aplicar las alícuotas vigentes en tu país (35% en Argentina, 25% en Colombia).

Tras restar el Impuesto, tendrás el Resultado Neto de tu empresa.

Una vez armado el Estado de Resultados, fácilmente puedes calcular el porcentaje del margen bruto sobre ventas, el margen neto sobre ventas y el resultado neto sobre ventas. Estos indicadores resultarán muy útiles para hacer comparaciones, realizar un seguimiento y tomar decisiones. Puedes comparar cómo evolucionan los márgenes en distintos períodos: mensual, trimestral o anualmente.

Un Estado de Resultados que muestre la rentabilidad de la empresa será una buena carta de presentación ante inversores y bancos y una herramienta indispensable para el control y la proyección de tu negocio.




Con un sistema contable online tendrás siempre disponible la información necesaria para administrar tu empresa.

Ver con un experto

Contenidos relacionados


Dejanos un comentario


0 Comentarios