Definir el cliente ideal para tu estudio contable

aumentar ventas navidad
Hace un tiempo, te contamos cómo podés hacer para atraer clientes a tu estudio contable Pero, todas estas estrategias no tienen sentido si no tenés en claro antes cuál es tu cliente ideal. Por eso, hoy te vamos a contar cómo definir el cliente ideal para tu estudio contable.
¿Tenés un estudio contable o una empresa? Aprovechá para probar nuestro sistema de gestión 100% online sin ingresar datos de pago. Te ayudamos a migrar toda la información y no te dejamos solo nunca.
Comenzá tu prueba gratuita

¿Qué es el cliente ideal?

El cliente ideal es, básicamente, aquel cliente que encaja perfectamente con tu tipo de negocio y los servicios que tu estudio ofrece. Es importante entender que si bien todos podrían beneficiarse con tus servicios, no todos son tu cliente ideal. Lo más importante a tener en cuenta es que tu cliente ideal es el cliente más rentable para tu empresa. Identificar tu cliente ideal, es decir, tu público objetivo, va a depender de muchos factores como el costo de tus servicios, tu forma de acercarte al cliente, tu manera de hablar, los valores agregados que das a tu servicio, etc.  

¿Cómo definir el cliente ideal?

Para definir el cliente ideal de tu estudio contable es fundamental recopilar información sobre los clientes que ya han contratado previamente tus servicios y, en el caso de que aún no hayas lanzado tu estudio, tendrás que hacer el ejercicio mental de imaginar qué clientes son más proclives a necesitar asesoría contable con los costos y formatos que ofrecés.   Los datos del cliente ideal que son necesarios determinar se dividen en:  

Datos demográficos: Es información general sobre un grupo de personas. Dentro de este grupo está el género de la persona, la edad, sus estudios, su profesión, los ingresos que percibe, la localidad en la que vive, etc.

Preferencias y hábitos: Como su nombre lo indica, este grupo está compuesto por las preferencias y los hábitos personales de tus clientes ideales. Contempla todo lo que tiene que ver con sus gustos, intereses, pasatiempos, qué tipo de actividades realiza en su tiempo libre, qué tipo de sitios webs frecuenta, qué clase de películas o series mira, qué libros suele leer, etc.

Hábitos sociales: Esto incluye toda la información relacionada con las redes sociales que utiliza, si es generador o solo consumidor de contenido en las redes, y la frecuencia con que las utiliza.

– Factores psicológicos: Dentro de este grupo de datos se engloba todo lo relacionado a la psiquis de las personas, es decir, qué aspiraciones tiene en su vida, qué cosas lo motivan, qué cosas lo inhiben, cuáles son sus valores, si es una persona feliz y satisfecha con su vida o si está descontenta, si le gusta su profesión, cuáles son sus miedos, sus preocupaciones, etc.  

Una vez recabada la información es importante generar un perfil de cliente ideal. Este perfil consiste en una descripción de tu cliente ideal que incluye: nombre, una posible imagen y todo el detalle de intereses, datos demográficos, hábitos, preferencias y factores psicológicos que lo caracterizan. Lo importante es crear un perfil bien definido y específico, evitando las generalizaciones. Esto te ayudará a apuntar tu mensaje de la manera más acertada posible y te facilitará la implementación de las estrategias que te permitirán atraer más clientes a tu estudio contable.  

¿Qué voy a lograr si defino mi cliente ideal?

Definir un cliente ideal trae múltiples beneficios a cualquier tipo de empresa, pero fundamentalmente:  

  • Va a aumentar tu ganancia.
  • Vas a tener mejor ROI.
  • Tendrás clientes fidelizados, que amen tu marca y la recomienden (mejor NPS).
  • Vas a tener menos quejas y, por ende, reducirás costos de customer support y retención.

  Nos encantaría que nos cuentes: ¿Vos ya tenés bien definido tu cliente ideal?  

Vos encargáte de las tareas estratégicas de tu estudio contable, Colppy se ocupa de lo operativo. Probá gratis

Contenidos relacionados


Dejanos un comentario


0 Comentarios