El inicio de la internacionalización

Tiempo de lectura: 3 minutos

Una de las cosas que siempre me pregunté es como podía llegar a ser o a parecerse un proceso de inicio de internalización: llevar una compañía a otro país. Me lo imaginaba como algo que solo podía sucederle a las empresas con décadas en el mercado, con millones y millones de dólares, clientes y totalmente posicionadas.

Será la realidad del país, nuestra historia, la realidad de los otros países, el momento de nuestra empresa que al final está más cerca que nunca.

La cantidad de preguntas que surgen cuando se toma una decisión de intentarlo son infinitas. ¿Cómo es que se hace esto nuevamente, empezando de cero?, más allá de cualquier estimación y análisis posible: ¿cómo es que lo que hacemos en nuestro país origen va a generar en el próximo mercado? ¿Cómo nos adaptaremos culturalmente para poder operar con otras reglas de juego? ¿Cuánto estamos dispuestos a dar para tomar todos estos riesgos y quiénes son las personas ideales que te acompañen en el viaje?….. la lista sigue.

Sin embargo, si hay algo de lo que me di cuenta en este tiempo es que todo tiene su momento en una empresa. Hay cosas que se alinean de alguna manera como para indicarte, “es ahora….”. Lo cual implica una segunda serie de nuevas preguntas que hacen a la ejecución de todo eso que uno planea.

La posiblidad de incorporar capitarles

Una de las posibilidades que uno tiene para crecer en una compañía es a través de la incorporación de capitales y, por ahora, ese es el que en Colppy hemos elegido para avanzar. Ello implica poder presentar la empresa a muchas personas que pueden transformase en parte de tu equipo.

La experiencia de poder contar la historia de la empresa, de explicar cómo es que funciona y para lo que existimos hoy en Colppy; explicar cómo creemos que vamos a poder lograr lo mismo o aún mucho más de lo que logramos hasta ahora es ya una experiencia y una etapa que hay que atravesar. La cantidad de preguntas, cuestionamientos, comentarios, dudas, consejos, contactos y temas que pueden salir de esas conversaciones son increíbles.

Es fundamental que uno pueda escuchar atentamente a los potenciales inversores del proyecto.

Por supuesto que hay de todo, como en todas las cosas. Tienes casos en que no tienen la menor idea de lo que significa comercializar un producto como este, que subestiman lo que implica; la complejidad o todo lo contrario que les suena mucho más sencillo.

Una habilidad que uno va desarrollando con el tiempo es el poder identificar rápidamente qué personas están hablando sin tener mucha idea del tema, respecto a los que si realmente están informados. En ese momento ya te das cuenta quien puede potencialmente ser tu socio y quien definitivamente no va a serlo.

Los pasos para la internalización

Soy de los que están convencidos que ir lo más preparado a estas reuniones es fundamental para que cualquier negociación y primera impresión que tengas de los fondos de inversión, sean buenas.

Ir preparado a la negociación hace que te sea mucho más corta, clara y mucho mejor siempre a tu favor partir de ahí. Creo que uno no puede ir sin entender para qué existe la empresa, sin tenerlo claro, sin haber contado por qué estás haciendo lo que estás haciendo y sin tener un plan concreto.

La gente que va a invertir lo primero que quiere saber es que vas a poder lograr con esa plata. Hay algunos elementos que en estos casos cobran vital importancia como son: cuánto un cliente te dura, cuánto cuesta dependiendo del canal en que lo adquiriste; y cuándo representa un cliente para Colppy en su tiempo de vida completo proyectado.

El hecho de no poder visualizar y mostrar ese análisis ya da la pauta de que hay una oportunidad para ponerse a trabajar. Y esto no es gratis. Esto cuesta, cuesta entender, cuesta saber como medir, saber para qué lo estás haciendo y qué es lo que al final terminas haciendo con los resultados que te arroja, ya que medir por medir no sirve absolutamente para nada, de hecho te cuesta más que si no lo hicieses.

Al final no hay nada más cierto que la frase “conectando los puntos”. Conoces a una persona que luego te presenta a otra y luego a otra que habló con otra. Es todo un proceso largo, complicado y que lleva mucha energía.

Es cierto que la adrenalina que implica el poderle contar tu sueño y tu historia a muchas personas es un momento único de muchísimo aprendizaje. El nuestro es el poder permitirle a las empresas trabajar mejor y que las personas que la conforman tengan más tiempo libre para descansar y poder hacer más cosas nuevas, nuevos negocios en su día a día.

Reflexión final:

Ahí vamos. Y a no olvidarse que siempre te espera tu casa para seguir disfrutando de la vida, gran fuente de energía e inspiración tiene que ser siempre.

Ayudando a contadores y dueños de pequeñas empresas a ser exitosos y simplificar su día. Hacer que los humanos y las computadoras sean mejores amigos.

Dejá un comentario

Send this to a friend